Hablamos:

Escribe en WhatsApp

+39 335 705 9564

Mandato di arresto europeo: come funziona | ICAAOU

Orden de arresto europea: cómo funciona

La orden de arresto europea (OAE) es un instrumento de cooperación judicial introducido en la Unión Europea (UE) en 2002 con el objetivo de simplificar y acelerar la entrega de una persona sospechosa o condenada por un delito de un Estado miembro de la UE a otro.

Este artículo explorará el funcionamiento de la orden de arresto europea, los derechos del destinatario de la OAE y las consecuencias que ocurren si el destinatario no es entregado.

¿Cómo funciona la orden de arresto europea?

El procedimiento de la OAE reemplaza al antiguo procedimiento de extradición europea, que se consideraba demasiado largo y complicado.

La autoridad competente de un Estado miembro de la UE puede emitir la orden de arresto europea y ésta tiene validez en todos los demás Estados miembros. La misma sirve para arrestar y entregar a una persona sospechosa o condenada por un delito a otro Estado miembro.

Si una persona es sospechosa o condenada por un delito en un determinado Estado miembro de la UE y se encuentra en otro Estado miembro, el primer Estado puede emitir una OAE para arrestar y entregar a la persona en su territorio.

La OAE debe ser transmitida a las autoridades judiciales del Estado miembro de ejecución, que deben ejecutarla en un plazo máximo de 60 días desde la recepción de la solicitud.

Si las autoridades judiciales del Estado miembro de ejecución no logran ejecutar la OAE dentro de este plazo, deben proporcionar una justificación a la autoridad judicial del Estado miembro emisor.

¿Qué sucede después de la emisión de la orden de arresto europea?

La persona sospechosa o condenada por un delito es arrestada por las autoridades del Estado miembro de ejecución tras la emisión de la orden de arresto europea.

Debe ser informada de los motivos del arresto y de los derechos que le corresponden, incluido el derecho a la defensa.

La persona detenida también tiene derecho a ser asistida por un abogado, que puede presentar un recurso contra la decisión de arresto ante las autoridades judiciales del Estado miembro de ejecución. Si la persona detenida no dispone de medios financieros para pagar a un abogado, las autoridades judiciales del Estado miembro de ejecución proporcionan un abogado de oficio.

Después del arresto, la persona debe ser entregada a las autoridades del Estado miembro emisor en un plazo máximo de 10 días. Si las autoridades judiciales del Estado miembro de ejecución no entregan a la persona dentro de este plazo, deben justificar el motivo de dicha falta de entrega a la autoridad judicial del Estado miembro emisor.

¿Cuáles son los derechos del destinatario de la orden de arresto europea?

El destinatario de la orden de arresto europea tiene varios derechos. En primer lugar, tiene derecho a ser informado de los motivos del arresto y a tener acceso a un abogado. Además, tiene derecho a presentar un recurso contra la decisión de arresto.

El destinatario también tiene derecho a obtener información sobre las condiciones de detención y a ser tratado de manera humana y respetuosa. Si la persona destinataria de la orden de arresto europea es ciudadano de un Estado miembro de la UE diferente al emisor, tiene derecho a recibir asistencia consular de las autoridades del Estado miembro al que pertenece.

Finalmente, el destinatario tiene derecho a ser juzgado respetando sus derechos y las garantías establecidas por la ley del Estado miembro en el que está detenido.

¿Qué sucede si el destinatario de la orden de arresto europea no es entregado?

Si el destinatario de la orden de arresto europea no es entregado, pueden ocurrir los siguientes escenarios:

  • La persona sujeta a la orden de arresto europea no es arrestada si se encuentra en un Estado miembro distinto al emisor, ya que la orden no surte efecto;
  • Puede presentarse una solicitud de extensión del plazo de entrega o solicitar una nueva emisión de la orden de arresto europea, si la persona es arrestada pero no es entregada dentro del plazo establecido;
  • Si el destinatario de la orden de arresto europea es entregado a las autoridades del Estado miembro emisor, pero este último no decide proceder con el juicio, la persona debe ser liberada.

En conclusión, la orden de arresto europea es una herramienta fundamental de cooperación judicial en la UE que permite simplificar y acelerar la entrega de una persona sospechosa o condenada por un delito de un Estado miembro de la UE a otro. La orden de arresto europea también garantiza los derechos del destinatario y ofrece garantías procesales para el cumplimiento de la ley.

Sin embargo, la orden de arresto europea no está exenta de críticas, ya que a veces puede llevar a abusos o actos de injusticia. Por esta razón, es importante que la UE siga trabajando.

Nuestra defensa

Si estás involucrado en una investigación o necesitas asesoramiento legal por cualquier motivo, contáctanos de inmediato por WhatsApp. Estamos aquí para defender tus derechos y proteger tu libertad. Con nuestro apoyo legal, puedes tener la seguridad de contar con un equipo experimentado listo para defender tus intereses y encontrar la solución.

Foto de Gerd Altmann